Orejas sanas, orejas bellas

pide cita    917 136 812      info@centrosveterinariosmascoteros.com
Av. de la técnica, 19 Rivas Vaciamadrid

cuidado-de-las-orejas-del-perro-consejos-para-su-limpieza

Nos encontramos ante uno de los órganos de los sentidos más desarrollados del perro y con una estructura ¡¡muy sensible!!… Es difícil encontrar un perro que no haya padecido alguna de las variadas patologías que suelen afectar a esta “especie de radar móvil”.

¿CÓMO ES?

El oído se divide en tres partes principales:

- Oído externo: una de sus partes fundamentales son los pabellones auriculares u orejas; son de variadas formas, tamaños y posiciones según la raza o estructura del animal.

Dentro del oído externo también nos encontramos con el conducto auditivo externo, que es el “tubo” que une el exterior con el tímpano (final del oído externo y comienzo del oído medio).

- Oído medio: comprende la membrana timpánica o tímpano, los huesecillos del oído (estribo, martillo y yunque) y la ampolla ósea (cavidad timpánica).

- Oído interno: compuesto por los laberintos óseos y el membranoso (responsables entre otras funciones del equilibrio), que se encuentran alojados en el hueso temporal.

 

EL PABELLÓN AURICULAR

Son las estructuras visibles del oído (dos pabellones), de tamaño y forma variada según la raza o estructura del animal. Poseen una parte cubierta de pelo (la parte posterior y convexa) y una parte sin pelo (anterior y cóncava).

El pabellón auricular esta formado por piel y cartílago, podemos decir que es como un “bocadillo” de cartílago entre dos “rebanadas” de piel (piel-cartílago-piel).

Para el correcto estado higiénico, debemos tener muy presente que nuestra acción de propietarios preocupados, es fundamental.

Podemos resumir las acciones a seguir en los siguientes puntos:

 

  • Cepillado cuidadoso y suave de los pelos de la cara convexa o posterior: al igual que el resto de los pelos del organismo, los de esta zona pueden mancharse, mojarse… Y un cepillado adecuado es vital para su correcto estado higiénico y sanitario.
  • Retirada de los pelos presentes en el inicio del conducto auditivo: muchos ejemplares, de muchas razas, tienen un gran acumulo de pelos en la entrada del oído; estos deben ser retirados de forma habitual para evitar patologías; es recomendable que antes de hacer esto por primera vez, consultemos la mejor forma con nuestro peluquero o con el veterinario.
  • La higiene del oído debe ser una dinámica habitual (una o dos veces por semana); para ello evitaremos el uso de “bastoncillos” (podemos lesionar el tímpano) y solo administraremos productos que previamente nos recomienden los profesionales; nuestro interés higiénico en esta zona solo debe llegar a retirar la suciedad que veamos, no la que está “al fondo del agujero”.
  • Evitaremos en la mayor medida de lo posible la entrada de agua en el oído; si bañamos al animal es casa, será nuestra responsabilidad, si es en la peluquería, los profesionales tienen el máximo cuidado para respetar la salud de tan delicada zona.
2 Comentarios
  1. jenny tacuri 2 años atras

    Gracias, muy buenos consejos para nuestros queridos peluditos. Sigan con estos consejos x favor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

CONTÁCTANOS

Introduce tus datos de contacto y te responderemos lo antes posible.

Enviando